Sessions elimina la regla que otorgaba a refugiados y asilados “permiso indefinido para trabajar”

El fiscal general canceló un documento aprobado en 2011 que facilitaba a asilados y refugiados trabajar legalmente en Estados Unidos, incluso sin una autorización de empleo otorgada por el Servicio de Inmigración (USCIS).


Sessions elimina la regla que otorgaba a refugiados y asilados permiso indefinido para trabajar

El fiscal general, Jeff Sessions, canceló el martes un documento emitido en mayo de 2011 donde se aseguraba que “los refugiados y los asilados están autorizados para trabajar debido a su estatus” y que además estaban “autorizados a trabajar indefinidamente” en Estados Unidos.

El martes, vísperas de la fiesta de la Independencia de Estados Unidos, Sessions rescindió 24 documentos guías del Departamento de Justicia emitidos por gobiernos anteriores, la mayoría bajo Barack Obama (2009-2017), que tenían como objetivo interpretar leyes para hacer menos difícil la vida para algunos extranjeros, entre ellos asilados y/o refugiados.

Sessions estimó en su decisión, anunciada por medio de un comunicado, que los documentos eliminados eran "innecesarios, desactualizados, inconsistentes con la legislación vigente o de otra forma impropios", como el hecho de considerar que asilados y refugiados tienen derecho a trabajar indefinidamente.

Qué decía la guía

La guía de 2011 cancelada por Sessions, además de indicar que los refugiados y asilados estaban autorizados para trabajar indefinidamente, indicaba que “estaban calificados para recibir tarjetas de seguro social sin restricciones de empleo”.

“El fondo de esto es que, si una persona que solicitó asilo o refugio, y tiene una licencia de manejar y una tarjeta del seguro social sin una leyenda (sobre impedimento para trabajar en Estados Unidos), el empleador podía contratarlo”, explica Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego.

“Eso, obviamente, no va de acuerdo con la ley porque, aun así, bajo la lectura que uno le da al formulario I-9, la regla que estaba vigente desde 2011 forzaba al inmigrante a mentir bajo pena de perjurio cuando llenaba el formulario I-9”, añade.

El formulario I-9 se usa para “verificar la identidad y autorización de empleo de las personas contratadas para trabajar en Estados Unidos”, señala la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). “Todos los empleadores estadounidenses deben completar y presentar el formulario I-9 por cada persona que contratan para trabajar en el país. Esto incluye a ciudadanos y no ciudadanos”.

Velásquez indicó que algunos asilados o refugiados fueron contratados sin tener una autorización de empleo (EAD, por sus siglas en inglés) y cuando llenaron el formulario I-9 “se limitaron a marcar la casilla C, que solo exige presentar uno de tres documentos que establecen la autorización de empleo, entre ellos una tarjeta de seguro social limpio, sin marca.

Noticia Escrita Por; univision
07/05/2018

Consulta Gratis

Llámenos hoy para agendar una cita con nuestras abogados de inmigración.